MÁXIMA PROTECCIÓN PARA TUS OJOS EN LA PLAYA

El sol, fuente principal de vida, también puede resultar tremendamente perjudicial para el organismo humano, sobre todo, si se abusa de él.
Nuestro cuerpo necesita recibir el sol para realizar la… Me Interesa

El sol, fuente principal de vida, también puede resultar tremendamente perjudicial para el organismo humano, sobre todo, si se abusa de él.

Nuestro cuerpo necesita recibir el sol para realizar la síntesis de la vitamina D, pero en exceso, produce graves daños en la piel y los tejidos humanos.

El riesgo es especialmente alto en zonas costeras , dado que la luminosidad y la radiación son reflejadas muy eficazmente sobre la arena y el agua incrementando los riesgos de daños solares. La arena seca de la playa refleja hasta el 17% y el agua del mar hasta el 25%. Por ello, se debe prestar especial atención a la protección solar al realizar deportes o actividades náuticas.
También hay que tener también en cuenta que las sombrillas de playa no eliminan la totalidad de la radiación solar.

Precisamente, un equipo de investigadores (*) de la Universidad de Valencia (UV) ha comprobado que bajo las sombrillas de playa se filtra un 34% de radiación ultravioleta. Es cierto que interceptan todo el flujo directo que llega del Sol, pero no la radiación difusa que se cuela por los lados.

Para lograr una mejor protección ocular , es necesario amortiguar la incidencia directa de los rayos solares en la visión con gafas de sol adecuadamente homologadas y especiales para ser utilizadas en zonas costeras, que bloqueen la totalidad de la luz ultravioleta.

Unas lentes no homologadas solo son capaces de filtrar la luz visible y no la radiación ultravioleta, que es la realmente dañina.
Al no detectar suficiente luz, la pupila se dilata más de lo habitual, permitiendo entrar una mayor cantidad de radiación ultravioleta perjudicial e incrementando el riesgo de la aparición de lesiones oculares.

* J. A. Martínez-Lozano, M. P. Utrillas.
Cuanto protege del sol una sombrilla de playa?.
XXII Reunión del Grupo Español de Fotobiología, 2009.
Edita: ISDIN, Barcelona.

Deja una respuesta

Tu dirección de email no se publicará. Campos necesarios *