LA IMPORTANCIA DE LA PROTECCIÓN OCULAR EN LA MONTAÑA

La exposición a la radiación UV puede afectar a los ojos y a nuestra visión, fundamentalmente si nuestros ojos están expuestos a cantidades excesivas de radiación UV en un corto… Me Interesa

La exposición a la radiación UV puede afectar a los ojos y a nuestra visión, fundamentalmente si nuestros ojos están expuestos a cantidades excesivas de radiación UV en un corto periodo de tiempo sin la protección de unas gafas de sol adecuadas.

Esta circunstancia puede suceder a menudo en la montaña, y puede conducir a problemas oculares y visuales más o menos graves, como una fotoqueratitis (quemadura provocada por el sol en córnea) o el efecto denominado fotofobia permanente, que puede ocasionar dolor ocular intenso incluso con luz atenuada.

La montaña es un lugar que puede causar problemas oculares por una exposición crónica a la radiación solar que aumenta con la altitud, la baja latitud o por la acción de superficies reflectantes como el reflejo del sol en las rocas en la alta montaña en verano, no tan dañino como en la nieve, pero que puede traer importantes consecuencias ya que, además, a mayor altitud la atmósfera se vuelve más fina, por lo que bloquea menos UV.

Se estima que la radiación UV se incrementa en un 4 % con cada 300 metros de altura. Por lo tanto, a grandes alturas siempre debemos utilizar protectores solares para la piel y unas gafas de sol con filtros adecuados.

Los estudios científicos han demostrado que la exposición a pequeñas cantidades de radiación UV durante muchos años aumenta la probabilidad de desarrollar cataratas y puede causar daños en la retina. Además, la exposición crónica a la luz visible de longitud de onda más corta también puede ser perjudicial para la retina.


¿Qué opinas sobre esta noticia? Déjanos tus comentarios y consúltanos en Marta Castrillo Óptica de Valladolid.

Quizás te interese también: ‘¿CÓMO AFECTA LA NIEVE A TUS OJOS?’

Deja una respuesta

Tu dirección de email no se publicará. Campos necesarios *