10 consejos para padres para el cuidado de la visión de sus hijos

El óptico y el pediatra son los profesionales de atención primaria encargados de detectar los posibles problemas visuales del niño. Pero, también los padres pueden ayudar a descubrir dichas patologías.

… Me Interesa

El óptico y el pediatra son los profesionales de atención primaria encargados de detectar los posibles problemas visuales del niño. Pero, también los padres pueden ayudar a descubrir dichas patologías.

  1. Estar alerta
    Los padres deben estar atentos a cualquier signo que pueda poner de manifiesto un problema visual y recurrir a un profesional de la visión.
  2. El primer examen visual
    Los niños deben tener su primer examen de la visión entre los 6 y los 12 meses. Este examen es importante para detectar problemas visuales que podrían impedir la capacidad del niño para aprender.
  3. Controlar la calidad del aire del hogar
    En el invierno, los síntomas de calefacción en hogares, colegios y escuelas infantiles crean un aire seco. Se puede considerar el uso de humidificadores portátiles para mantener la humedad del aire; esto ayudará a prevenir la irritación ocular causada por la sequedad. Si existe una mascota, mantenerla fuera de las zonas donde sentarse o acostarse, como sofás y sillas.
  4. Tener en el botiquín suero fisiológico
    Si por alguna razón cae o salpica una sustancia peligrosa en los ojos, limpiarlos con solución salina durante unos 10-15 minutos.
  5. El tabaco…
    Los padres y adolescentes que fuman pueden ser más propensos a contraer cataratas, daño del nervio óptico, y la degeneración macular. Además, generan un ambiente poco saludable para el sistema visual.
  6. Descansar los ojos de la pantalla de ordenador, teléfono, tablet y televisión.
    Utilizar la regla 20-20-20 para que los ojos descansen. Cada 20 minutos, fija la vista en algún objeto a 20 metros o más, durante al menos 20 segundos. Ayuda a romper la tensión constante de centrarse en un objeto cercano, como leer o mirar una pantalla de ordenador. Y siempre estar seguro de que haya una distancia de un brazo entre el niño y el objeto en el que fija la vista.
  7. No permitir que vean la televisión sin control
    Un niño menor de dos años no debería ver la televisión, porque su sistema visual no está aún maduro. A partir de esa edad puede hacerlo, pero de forma controlada.
  8. Comer verduras, frutas y pescado
    Comer verduras como la espinaca, la col o las coles de Bruselas, así como bayas de color oscuro como los arándanos y moras. Los alimentos ricos en omega-3, como las nueces y el pescado, reducen la inflamación en los vasos sanguíneos del ojo.
  9. Protección en los ojos
    Los ojos también reciben la exposición solar como la piel. Es importante usar gafas de sol siempre homologadas, también los niños.
  10. Visitas periódicas al óptico u oftalmólogo
    A los niños, se les debe realizar un examen visual con regularidad para prevenir cualquier problema visual a lo largo de su crecimiento.

¿Qué opinas sobre esta noticia? Déjanos tus comentarios y consúltanos en Marta Castrillo Óptica de Valladolid.

Quizás te interese también: ‘¿CÓMO DIAGNOSTICAR EL QUERATOCONO?’

Deja una respuesta

Tu dirección de email no se publicará. Campos necesarios *