¿Qué es y como me influye el ojo seco?

La patología del ojo seco es probablemente una de las más extendidas entre la sociedad actual.
Las personas que lo padecen sufren de irritación, sensibilidad a la luz, sequedad, dolor, sensación… Me Interesa

La patología del ojo seco es probablemente una de las más extendidas entre la sociedad actual.

Las personas que lo padecen sufren de irritación, sensibilidad a la luz, sequedad, dolor, sensación de arenilla, fatiga ocular, problemas para leer y/o sensación de quemazón.
Esta sintomatología dificulta la realización de actividades cotidianas y puede provocar una disminución de la productividad laboral así como causar estrés.

Los pacientes con ojo seco son en su mayoría mujeres, en parte debido al factor hormonal, y está considerada la enfermedad ocular más frecuente en edades avanzadas.

Causas múltiples

La causa se debe a la combinación de una serie de factores, tanto hormonales como ambientales o a la falta de parpadeo.

Algunas causas: cirugía ocular, diabetes, enfermedades tiroideas, síndrome de Sjögren, dermatitis seborreica y la ingesta de muchos fármacos orales (antidepresivos, estrógenos, diuréticos, retinoides, etcétera).

Otras causas menos clínicas son pasar mucho tiempo en un ambiente seco, exposición al sol excesiva, consumo de tabaco, excesivo calor, etcétera.

No existe una cura para el síndrome de ojo seco. Existen, sin embargo, distintos tratamientos que ayudan a controlar los síntomas. Hay que prevenir las situaciones que lo causan: asegurarse que hay una humedad correcta (usando un humidificador), ajustar la altura del ordenador, proteger los ojos del viento y tener una dieta rica en ácido omega 3.

Aquí os dejamos unas pautas para combatir el síndrome de Ojo Seco:

  • Higiene ocular, tanto de la zona del ojo como de las manos.
  • Es recomendable el uso de lentes de contacto blandas desechables.
  • Uso de lubricantes oculares, como lágrimas artificiales.
  • No frotarse el ojo ante la sensación de arenilla.
  • Evitar la exposición directa a las corrientes de aire como el aire acondicionado.
  • Parpadear de forma frecuente para mantener el ojo humedecido.

¿Qué opinas sobre esta noticia? Déjanos tus comentarios y consúltanos en Marta Castrillo Óptica de Valladolid.

Deja una respuesta

Tu dirección de email no se publicará. Campos necesarios *